domingo, 13 de abril de 2014

PEQUEÑINA



                        Pequeñina es muy parecida a Chiquilin en el color, pero muy distinta en todos los aspectos. Como la otra cara de la moneda.
                                         





                           Es la gata que sirve de entrada al blog. Con su lengua sonrosadita parece que nos está haciendo burla.





                       
                                           Se le puso pequeñina porque en relación con sus hermanos era de menor tamaño. Normalmente, el último de la camada en nacer es más pequeño, pero luego a los cuatro o cinco días ya no se nota la diferencia.







                                            Algo en su constitución física tuvo que pasarle pues su desarrollo fue más lento que el de los demás.







                                               También se volvió arisca e independiente y poco sociable con el resto.





                                            Con el tiempo y cuando se convenció por sí misma que se la quería si ella se dejaba, empezó a cambiar su comportamiento.
   




                                            Se volvió dócil y cariñosa, entraba en la casa y dormía sin temor en compañía de los humanos.




                          
                                                Tuvo pocos partos pero ningún gatito le sobrevivía. La cría que más le duró fue tres días y la última vez le robaba a otra madre un hijo, con lo que se armaba una pelea entre ellas. El animal necesitaba sacar su leche de alguna manera. A partir de entonces se decidió esterilizarla.





                                            Hoy en día vive muy tranquila sin meterse con nadie, aunque una gata negra, también muy particular, la rechaza siempre que se acerca.  Como ya la conoce, pasa olímpicamente de ella.





                                           Es muy fotogénica y nos encanta a mi hija y a mí que se suba a nuestro regazo, sobre todo en invierno cuando hace frío, pues mutuamente nos damos calor.





                                            Está ahora viendose en la foto, pero ni se inmuta, no se reconoce.
                                            Hasta pronto.
  La siguiente historia está dedicada a Pirata. Comienza una pequeña saga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...