sábado, 26 de abril de 2014

Pirata


                                       Había una vez.........    una gata que a pesar de su aspecto  fiero, de mal humor y pelaje punki era solo de apariencia pues su docilidad  juegos y la suavidad de su pelo largo hacía las delicias de una adolescente que sacaba de ella  todo lo que quería.  

             

                                          Pasaba mucho tiempo en su habitación, se conocía todos los escondrijos habidos y por haber, pero sobre todo siempre estaba de una manera u otra en compañía de su "ama" no se podía negar que pertenecía a mi hija.                           



                               Se le puso Pirata por su aspecto y porque en su nacimiento uno de los ojitos tardó varios días más que el otro en abrirsele. Nos llegó a preocupar pues no es lo normal, pero al final la naturaleza lo hizo todo.


                                 Con PIRATA se quedó.








                                           Allá donde estuviera  mi hija, andaba la gata.








                         Curiosenado el andar de dos tortugas mientras se limpiaba una fuente (hogar de peces y tortugas) (No se hiciron fotos)











                                           Pirata tuvo varias camadas. De una de ellas tenemos fotos, fueron unas preciosas trillizas y un macho. Nos quedamos con dos hembras, una de ellas también protagonizó un caso poco habitual entre todo el río de gatos que han pasado por esta casa. Se le puso de nombre MiniPiri.

                                          Aquí tienes a las TRILLIZAS Pincha en ellas.

3 comentarios:

  1. Qué bonita historia la de Pirata. Tiene unos ojos muy intensos. Abrazos, Nita.

    ResponderEliminar
  2. Era la preferida de mi hija pequeña, la quiso mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Fue la gata preferida de mi hija pequeña. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...